¡Basta! Cien mujeres contra la violencia de género




El 4 de septiembre en la ciudad Autónoma de Buenos Aires
Editorial Macedonia presenta la antología literaria:





Publica mi micro

Lo que quieras



Escritoras seleccionadas, click Acá

¡Basta! Cien mujeres contra la violencia de género 
es un proyecto internacional del que también han formado parte 
Chile y Perú




Próximamente, México y España

---------------------------------------------------------

2015. Feria del Libro



-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------

CENTRO PEN ARGENTINA

 PRESENTACIÓN DE LA  ANTOLOGÍA INTERNACIONAL ¡BASTA!

Junio, 2016



Para más información, click acá


16 comentarios:

  1. Enhorabuena, Patri! Si las letras además de distraer, reflexionar o inspirar, sirven para combatir cualquier clase de violencia, pues bienvenidas sean! Felicitaciones! Y qué decir de tu micro: Jaulas de Oro... Jaulas de terror...
    Una mirada impecable para tan terrible flagelo. Abrazo enorme, mi amiga querida!

    ResponderEliminar
  2. ¡Ojalá entre todas y todos consigamos pararla!

    Abrazos solidarios.

    ResponderEliminar
  3. Enhorabuena por estar en un proyecto tan comprometido.

    ResponderEliminar
  4. Extraordinario el micro con el que participas, Patricia. Una pena estar tan lejos y no poder acudir a la presentación.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Entramos sin ver las rejas y luego imposible salir. Un relato con paso seguro hasta la jaula de oro.
    Besos, Patricia, besos

    ResponderEliminar
  6. Me encantó por lo inesperado. ¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  7. Dura lucha la que libran las mujeres maltratadas. Aplaudo la iniciativa de la publicación. Tu micro muy bueno, como siempre. La metáfora es impecable. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Excelente!. Un final que no esperaba.Un relato tan dulce, tan cruel,tan real.Para compartir con todas las mujeres del universo y decir todas juntas basta a la violencia de género.Felicitaciones!. Trataremos de ir a la presentación.

    ResponderEliminar
  9. Terrible relato Patricia, pero son muchas las mujeres en esa situación, al convertirse en objeto de deseo de un hombre creen ser valoradas y sólo se han transformado en víctimas.

    Abrazos, muy buena tu colaboración.

    ResponderEliminar
  10. Es un relato que me maravilla por todo lo que no dice, lo cual no quita valor a lo que -efectivamente- está expresado, pero me permite reflexionar sobre la importancia del silencio en el decir, tanta importancia como sucede en la música.
    Un beso.
    HD

    ResponderEliminar
  11. Tremendo, Patricia, con tu sensibilidad especial para contar. Porque enlo no dicho se lee perfectamente el discurso del dominador. Guau, pienso en tantas mujeres que sufren violencia económica, señores que prometen todo pero a cambio... a cambio... un grillete, una jaula.
    Abrazo agradecido desde el alma, Patri.

    ResponderEliminar
  12. Enhorabuena Patricia. Esa jaula del amor, de la que tan difícil es escapar. Besos

    ResponderEliminar
  13. Precioso. Preciso como has mostrado esa cárcel de la que tanto cuesta escapar. Felicidades, Patricia, por esta publicación y por este relato.
    Un abrazo, o más.

    ResponderEliminar
  14. Un golpe certero al pecho.
    Es un lujo haberte encontrado en mi camino, no sabes cuanto aprendo de tus letras!
    te felicito por la publicación Patricia. Lo repito: sos una de mis mejores escritoras

    ResponderEliminar
  15. Me gusta por salirse de lo normal. Has conseguido una buena metáfora de esa violencia que se ejerce sobre la mujer y en general sobre el más débil. A mí personalmente me gustaría que desde chiquitos se educara para la igualdad pero hay mucho que superar en los responsables de educación y religión. Enhorabuena por la publicación.

    ResponderEliminar
  16. Bee, Lola, Miguelángel, Sara, Virgi, Andrea, Marta, Nedda, Yashira, Humberto, Sandra, Puri, Miguelángel, Diana, Ximens:

    Por hacer causa común contra este flagelo
    por alegrarse con mi alegría

    Gracias dobles, amigos

    ResponderEliminar